MENU
ciudadanos-mundo-apoyo-lamano

Ciudadanos de todo el mundo se unen a la campaña la Mano Sucia de Chevron

Santa Cruz (Bolivia).- Teresa Miranda, Anderson Cáceres, Cristian Sossa, Ileana Muñoz e Iván Ailaga, de Bolivia; Gabriela Gurvich (Argentina); Arduskin Rengel (Venezuela); Mehne Dogab (Kurdistan); Meysam (Irán), y Hossain de (Bangladesh) fueron algunos de los cientos de ciudadanos del mundo que se unieron para rechazar a la petrolera Chevron.

Ellos participaron en la Cumbre del G77+China, que se realiza en la ciudad boliviana de Santa Cruz. En este importante foro, el Ecuador presentó la campaña La Mano Sucia de Chevron, que informa al mundo sobre los daños dejados por la transnacional en nuestra Amazonía.

Chevron, antes Texaco, operó en Ecuador durante 20 años (1972 a 1992) y dejó una secuela de contaminación en la selva, ríos y en los habitantes de la Amazonía. Por esos daños, la empresa fue condenada a pagar más de 9.000 millones de dólares, pero  ella se niega a cumplir esa sentencia y emprendió una feroz campaña contra el Ecuador y su Gobierno.

La campaña la Mano Sucia de Chevron nació para que el mundo conozca la verdad. Hasta el momento, ha recorrido los cinco continentes sumando millones de voluntarios, que quieren levantar su voz contra los abusos del gigante petrolero.

En la Cumbre del G77, la Cancillería informó a los delegados de 133 países miembros sobre este caso. Lo hizo con libros, videos y con una exposición fotográfica de los perjuicios dejados por Chevron. Luego los  ciudadanos eran invitados a dejar la huella de su mano manchada de negro, en una pared.  Céline Meneses, del Ministerio de Relaciones Exteriores, estuvo contenta por el apoyo que recibió y que ha logrado hacer frente a la millonaria campaña de desprestigio que ejecuta la petrolera contra el país.

Para ella es fundamental el respaldo que reciben en todo el mundo.  Iván Ailaga, periodista de Bolivia TV, quien también se sumó a la campaña, recalcó que es importante que la ciudadanía conozca la contaminación que sufre la Amazonía ecuatoriana por culpa de Chevron, para que esta historia no se repita de nuevo.

Lo mismo piensa, Teresa Miranda, indígena de Bolivia, quien apuntó a la obligación de unir fuerzas para proteger a la naturaleza. “Es una tarea de todos”, sostuvo.

Por su parte, Arduskin Rengel destacó la voluntad de países como Venezuela para sumarse a Ecuador y enfrentar a la poderosa Chevron.

Céline Meneses sostuvo que la campaña la Mano Sucia de Chevron seguirá informando la verdad a todo el mundo, porque la mejor arma que tiene Ecuador contra el poder de la empresa siempre será la verdad. CIT / El Ciudadano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *